17 de septiembre de 2013

Crónica de Pretty Maids, Sala Arena (Madrid), 14/09/2013

Muchas, muchas, muchas ganas teníamos de asistir a este concierto tras el gran show que pudimos presenciar en tierras alemanas. Y por fin, Pretty Maids estaban una vez más en España. 



Tal y como hicieron hace un mes en el Wacken, la banda danesa se plantaba en el escenario con la intro de su último disco “Motherland” y empezaba a resonar el primer corte del álbum. Mother of All Lies y I see Gohsts eran la tarjeta de presentación que traían los Pretty Maids de dicho disco. No gozaron de la limpieza acústica que merecían, pero sonaron duras y arrolladoras como lo hacen en el cd.

La banda siguió en su línea más heavy rescatando la celebradísima Needles in the Dark de su grandísimo disco “Future World”, con la que se metieron al público en el bolsillo. Ronnie Atkins demostró que es un grandísimo frontman sobre el escenario y consiguió una perfecta comunión con el público que abarrotaba la sala Arena. No paró de animar, saltar y sudar en los temas más heavys, pero también hubo tiempo para canciones más melódicas como Love Games.


Los daneses siguieron con la presentación de “Motherland”, y nos trajeron Sad to see you suffer y Why so serious, que sonaron mejor aún que en disco. Destacaron mucho en estos temas los teclados de Morten Sandager que tiene un gran peso a lo largo de todo el álbum. Después llegó el momento álgido de la noche en el que la banda se fundió con el público. Los sutiles acordes de Yellow Rain que manaban de la guitarra de Ken Hammer nos ponían los pelos de punta, hasta el cambio de tiempo, en el que Allan Tschicaja machacaba la batería, nos hacía saltar y volvernos locos.


Entre el constante lanzamiento de baquetas de Allan y las poses macarras de Rene Shades al bajo, sonaron los clásicos Queen of Dreams y Back to Back de su álbum de debut que hicieron que nos desagañitáramos. Pretty Maids nos estaban ofreciendo uno de sus conciertos más heavys que se les recuerdan, y prueba de ello fue lo dura que sonó Rodeo, con un Ronnie Atkinson al límite y un Allan atronador.


Llegó el momento de inflexión en el que Ronnie y los suyos nos regalaban la tremenda balada Please don’t leave me que fue coreada por la sala entera de principio a fin. I.N.V.U. fue el primero de los temas de su anterior trabajo, “Pandemonium”, que sonaron esa noche y todos dejaron claro que el disco caló muy hondo en el público español. Sin embargo, antes de despedirse, la banda volvió a sacar su lado metalero con Red, Hot and Heavy en la que se emplearon a fondo.

Tras una breve retirada, Pretty Maids volvieron al escenario para interpretar otros dos temas de “Pandemonium”, It comes at Night y la aclamadísima Little Drops of Heaven. Como colofón a una grandísima noche de heavy metal, la banda danesa se despidió con la poderosa Future World


Pretty Maids dio una lección de heavy metal con un setlist de 90 minutos muy potente en el que personalmente falto algún tema del “Jump the Gun”, pero que repasó sus mejores canciones con un Ronnie a gran nivel. Faltó, sin embargo, algo de potencia en la guitarra de Ken Hammer, pero el guitarrista hizo maravillas con su instrumento. Fue simplemente una gran noche, en la que saciamos nuestras ganas de Pretty Maids, que arrastrábamos desde el Wacken. Y a buen seguro, volveremos a disfrutarlos en los años venideros, porque a los daneses les queda cuerda para rato.

Aquí podéis ver las fotos del concierto: Álbum Pretty Maids

SETLIST

Mother of all Lies
I see Gohsts
Needles in the Dark
Love Games
Sad to see you suffer
Why so serious
Yellow Rain
Queen of Dreams
Back to Back
Rodeo
Please don’t leave me
I.N.V.U
Red, Hot and Heavy

It comes at Night
Little Drops of Heaven
Future World


Jor Rocket

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada