25 de octubre de 2013

Crónica de Volbeat, Sala La Riviera (Madrid), 23/10/2013

Un miércoles por la tarde salíamos corriendo del trabajo por una única razón, ver uno de los conciertos más esperados del año. Volbeat visitaba la capital, tras dos llenazos en Bilbao y Barcelona y con unos teloneros de lujo, Iced Earth. Entre la pronta apertura de puertas (19:00) y el atasco monumental de la A6, apenas pudimos llegar al final de los Iced Earth. Sin embargo fue un final espectacular, cañero y muy emotivo. “Boiling Point” movía a todos los presentes antes de ponernos los pelos de punta con “Watching over me” con un Stu Block a la altura de una gran banda con casi 30 años de historia. Para terminar, la banda de Jon Schaffer, nos regalaba el esperado “Iced Earth” con la sorpresa de Michael Poulsen sobre el escenario y que nos dejó con ganas de más. Ganas que todos los presentes saciaremos en Enero cuando la banda vuelva a nuestro país como cabeza de cartel en la gira de presentación de su próximo disco Plagues of Babylon.


El ambiente empezaba a caldearse y la sala La Riviera terminaba de llenarse hasta la bandera, algo complicado en nuestro país en los tiempos que corren. No era para menos, la banda danesa ha revolucionado el panorama musical de media Europa y cada año que pasa cuenta con más seguidores. Los que pudimos verles en el Hellfest de este año, pudimos comprobar su gran éxito europeo y que este éxito no es casualidad.


Volbeat entraba al escenario con una gran ovación e hizo saltar al público con “Hallelujah Goat” y “Guitar Gangsters and Cadillac Blood”. Un comienzo atronador con el que se metieron al público en el bolsillo. Con “Radio Girl” empezaron los primeros pogos y circle pits. “The Nameless One” fue el primer tema que los Volbeat nos trajeron de su último trabajo, Outlaw Gentlmen & Shady Ladies, y  tuvo una gran acogida. Llegaba el momento de revivir a Johnny Cash con “Sad Man’s Tongue” y de dejar los coros a cargo de los presentes.


Rob Caggiano y Anders Kjolholm no pararon de moverse en todo el concierto, dejándose la piel en cada canción, mientras el tupé de Michael Poulsen se iba deshaciendo debido al sudor. “Lola Montez”, “Heaven nor Hell” nos dieron un respiro, hasta “16 Dollars” y “Dead but Rising” con las que Volbeat atacaron después, y el público volvía a bailar. Con la banda y el público fundidos en sudor y Rock and Roll llegaron “Fallen” y “The Mirror and the Ripper”, dos grandísimos temas que dejaron un gran sabor de boca.

Tras “Pearl Heart”, Rob Caggiano y su acústica nos hicieron acompañar a Michael Poulsen a la voz en “Maybellene I Hoftenholder” poniéndonos los pelos de punta. Otro gran momento llegó con La Riviera a punto de estallar coreando al unísono “Tha Hangman’s Body Count” con un Rob desatado, haciendo virguerías con su guitarra.


Michael Poulsen tomaba aire hablando con el público y jugando con su guitarra. De repente suenan acordes de “Run to the Hills” y “Holy Diver” y tras ponerse una camiseta de Judas Priest cedida por alguien en primera fila comenzó “Breaking the Law”. Después se atrevió a imitar a Elvis y su “All shook Up” y terminó esta locura con “The Aces of Spades”. Simplemente genial.  Después de presentar a la banda, arrancaron con “Still Counting” con la que llegó el éxtasis antes de la retirada de los daneses.


Después de un corto parón, la banda volvió al escenario para terminar un espectacular show con “Caroline Leaving”, “Doc Holiday” y la esperada “Pool of Booze, Booze, Booza”, que ponía el punto y final a uno de los conciertos en sala del año. Volbeat se está convirtiendo poco a poco en una de las grandes bandas a nivel mundial y podemos asegurar que les queda cuerda para muchos años. A buen seguro que volveremos a tenerlos en nuestro país, porque son una apuesta de éxito segura, y más si les acompaña una banda de la talla de Iced Earth. El “Elvis Metal” triunfó en la capital.


Setlist:





Texto y fotos: Jor Rocket

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada