7 de octubre de 2013

Reseña del disco de Jelly Bullet, "First Shot" (2013)




Jelly Bullet son una banda joven de Madrid formada por Juan (Guitarra y voz), Carlos (Batería), Rocío (Bajo) y Javi (Guitarra). Con apenas un año de existencia la formación ha publicado First Shot en febrero de 2013. ¿A qué suena esta banda? ¿A blues, hard rock de los 70 y al rock que revolucionó los 90? Pues sí, así suenan estos chicos y lo mejor de todo es que el resultado no es una copia de una copia.

En tan sólo siete temas la banda ofrece bastante de lo que es capaz de hacer, un amplio abanico musical que se combina a la perfección, sonido contundente que muestra que de novatos en la música tienen poco y transmiten mucha energía e intensidad. Aunque el estilo de esta formación está muy marcado por las influencias anteriormente mencionadas, consiguen dar un toque muy personal a estos géneros musicales y traerlos de la forma más natural a nuestros días. No hace falta que nadie nos diga que la existencia del disco en tan poco tiempo y su dominio de los instrumentos es sinónimo de que los componentes del grupo han tenido experiencias anteriores en otras formaciones y han trabajado duro. ¿Con qué canción nos quedamos de todas? Con las siete, pero hemos de decir que “When the sun cries” es el final perfecto para concluir una gran noche de rock and roll.

Pero queremos ser críticos también con esta banda. Pesa quizá en ellos demasiado las similitudes que comparten con Pearl Jam, tanto en el sonido como en el estilo de cantar de Juan en algunas ocasiones en todos sus temas. Pero pensándolo bien… ¿Cuál es el problema de tener a unos Pearl Jam madrileños en potencia? Ninguno. Han dado en la diana con el primer disparo estos muchachos. Van a tener que seguir trabajando mucho y muy duro para poder seguir creciendo. Esperemos que después de fundir First Shot en los directos se planteen arriesgar y ser valientes con un álbum más extenso. Muy atentos a esta pedazo de banda.






1 comentario:

  1. Un poco por las nubes... pero es cierto que son buenos.

    ResponderEliminar