27 de febrero de 2014

Crónica de Butcher Babies, Sala Boite Live (Madrid), 22/02/2014


http://www.flickr.com/photos/unlimitedrockmagazine/sets/72157641556524914/


Después del anuncio de la gira de los californianos Butcher Babies, por parte de la promotora Happy Ending Tour, creo que en estas semanas todas las personas que han tenido constancia del evento se han cuestionado de dónde y cómo ha salido esta banda, entre otras cosas más. Con dos chicas despampanantes liderando el grupo a uno se le viene a la cabeza si esto es otro producto comercial más, otra banda de usar y tirar o si serían capaces de plasmar en directo lo que se escucha en su primer disco Goliath (julio 2013, Century Media Records). Era día 22 de febrero y el turno de Madrid en la mini gira de Butcher Babies por España, Unlimited Rock Magazine no podía faltar al tornado Carla Harvey y Heidi Shepherd.  


Había muy buen ambiente en las puertas y alrededores de la sala en los momentos previos a la acción. De manera progresiva se iba llenando el interior de Boite Live hasta alcanzar un notable número de asistentes pese a ser un recinto pequeño. La banda sin haber salido a escena ya había logrado un objetivo, poder reunir a una cantidad de público bastante decente en su primer paso por Madrid. Otro dato curioso fue que aquello, como vulgarmente se suele decir, no era “un campo de nabos” y varias chicas se animaron a pasarlo en grande.

http://www.flickr.com/photos/unlimitedrockmagazine/sets/72157641556524914/

Llegaba la hora de la verdad, sin teloneros, primero salían al escenario los muchachos de Butcher Babies, Henry, Jason y Chrissy. Han militado en bandas como Amen o Scars of Tomorrow. Ellos también estaban a prueba, ¿vivían de la imagen de sus compañeras o gracias ellos Carla y Heidi mantenían el tipo? Al poco tiempo las esculturales féminas salían ante el público a darnos mucha guerra.

Con muchísima fuerza y agresividad comenzaban con “I Smell a Massacre”, “The Mirror Never Lies”, “Goliath”, “C8h18 (Gasoline)”… una canción detrás de otra como un loco apuñalando a sus víctimas, no hubo tregua. Las chicas Butcher Babies no paraban de mover sus cabezas y cuerpos, perfecta alternancia de voces guturales con otras limpias, continua interacción y contacto con el público. Un torrente de energía nos dejaba a los asistentes con la boca abierta. La masacre ahora recorría el camino del Butcher Babies EP (2012) con “Jesus Needs More Babies for His War Machine”, “National Bloody Anthem” y “Mr. Slowdeath”.

http://www.flickr.com/photos/unlimitedrockmagazine/sets/72157641556524914/

Carla y Heidi eran las reinas de la noche y recibían casi toda la atención por parte de los asistentes, pero el trabajo de sus compañeros hacía que sus gritos estuvieran respaldados por unos grandes músicos. Llegábamos a la recta final con “The Deathsurround”, “In Denial”, “Magnolia Blvd.”, se marchaban del escenario unos instantes para terminar de rematarnos con “Dead Poet” y “Axe Wound”. La señorita Heidi Shepherd se bajaba del escenario en el último tema y con su gesto abrimos un círculo para que pudiera menear su melena rubia y despedirse de un público que también lo dio todo.

El concierto pasó quizá demasiado rápido, pero no hay pega que poner a una gran noche de diversión. Las chicas demostraron, que además de ser un buen par de tetas, saben sudar metal y rock con actitud punk encima de un escenario y que nadie las puede criticar que su gran repercusión se debe únicamente a ser muñequitas Playboy. Pese a que quedaron en un segundo plano, el resto de la banda se merece también ser reconocida y decir que a la hora del directo se necesitan ambas partes. Finalmente aguantaron lo inaguantable cuando toda la sala se quiso hacer fotos con todos los componentes de Butcher Babies, firmas de discos, etc., el comportamiento y paciencia que mostraron fue igual de ejemplar que su concierto.

http://www.flickr.com/photos/unlimitedrockmagazine/sets/72157641556524914/

Resumiendo, espectáculo sonoro y visual garantizado y diversión sin límites con esta formación musical, no se puede pedir más. Que nadie se engañe, Butcher Babies es un grupo para todos los sexos y toda la gente que ama pasarlo en grande. Se podrá sacar punta a cosas de esta banda, nadie lo niega, pero los hechos son los hechos, y por donde van se ganan a la gente currándoselo a base de bien. El pasado lunes daban su último concierto en España y muchos ya estamos pensando en que no tarden demasiado en volver. La próxima visita seguro que está bien reforzada con más público. 

Para ver más fotos del concierto visita nuestro Flickr.



Texto y fotos: Adri 69

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada