14 de diciembre de 2014

Crónica de Ulcerate y Wormed, Sala Caracol (Madrid), 30/11/2014


https://www.flickr.com/photos/unlimitedrockmagazine/

DEPARTÉ

Comenzaron la tarde los australianos DEPARTÉ para dar ambiente a lo que estaba llamado a ser una gran noche. Apenas estuvieron media hora en el escenario y fueron comedidos en su actuación. Tocaron dos de sus últimas canciones que únicamente han publicado por internet. Su nivel técnico estuvo a la altura de las expectativas, pero quizá su estilo ambiental/black metal no encajó con las energías que esperaba un público algo falto de energías.

GIGAN

Para mí, la gran sorpresa de la noche. Recién venidos de Chicago, GIGAN salieron al escenario con una fuerza tremenda. Quizá no eran los más conocidos para el público, pero su metal extremo psicodélico llamaron la atención a la mayoría.  Mención especial merece el guitarrista Eric Hersemann, cuya destreza con la guitarra combinó con el extraño ‘theremin’.

https://www.flickr.com/photos/unlimitedrockmagazine/

SOLACE OF REQUIEM

También venidos desde Norteamérica, SOLACE OF REQUIEM trajeron un repertorio mucho más ‘clásico’ acorde al estilo que les caracteriza. Manejaron una mezcla de trash/death con ritmos ya escuchados muchas veces, pero que enriquecieron con nuevos tonos la variedad que se venía escuchando toda la tarde.


WORMED

Quizá los grandes esperados de la noche. Los madrileños WORMED tocaban de nuevo en casa y en gira internacional con algunas de las mejores bandas del género, lo que supone para ellos el empujón necesario para su consolidación definitiva y el reconocimiento que se merecen.

La mayoría de los temas que interpretaron fueron de su último disco Exodromos, de los que destacaron ‘’Tautochrone’ o ‘Nucleon’. Su nivel técnico fue impecable, prácticamente perfecto. Al terminar no se sabía si aplaudir a la banda por el estilo de música que tocaban, por quienes eran o por haber presenciado una obra de arte musical.

https://www.flickr.com/photos/unlimitedrockmagazine/

ULCERATE

Los cabezas de cartel de la noche llegaron para arrasar. Desde Nueva Zelanda pusieron patas arriba el escenario. Sólo tres miembros fueron capaces de interpretar de manera magistral una música compleja y que jugaba con los ritmos. El único punto negativo que podría achacárseles es a la vez positivo, ya que su ‘frialdad’ a la hora de interactuar con el público, se debió a lo ‘compacto’ de los miembros, concentrados en tocar lo más perfecto posible.

La mayoría de las canciones que interpretaron son de su recién estrenado disco Vermis, toda una joya del género extremo y que ha consolidado a ULCERATE como una de las bandas más vivas del momento, siendo capaces de buscar sonidos nuevos en cada disco y de regenerarse continuamente.




Texto y fotos: Antonio Sanz Egea

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada