13 de octubre de 2015

Crónica de Taake, Sala Caracol (Madrid), 06/10/2015



Comenzaron la tarde los noruegos Dominanz, llegados, como la mayoría de sus compañeros, de la mítica ciudad de Bergen. Aprovecharon el tiempo que les dieron y tocaron varios de sus mejores temas, comenzando por “Devoured by The Black Hole”. Su sonido, a caballo entre el Black Metal, el Death y varios géneros más, llamaba la atención, pero poco más que eso, ya que el resto de canciones, si bien llegaban a tener en algún momento un punto álgido, se veían envueltas en el mismo sonido, lento y pesado, que caracterizó su concierto. Canciones similares en donde no destacaba, por lo general, una por encima de otra. 


También llegados de Bergen, Noruega, Orkan despertó a los asistentes de la sala. Con un sonido mucho más claro, pulido y una mayor calidad técnica, tocaron en poco más de media hora cuatro de sus principales canciones. Si bien largas de duración, mantuvieron variaciones en los ritmos y en la intensidad que demostraron que estos jóvenes sabían lo que hacían. Su último disco ha supuesto una mejora sustancial en el sentido que querían transmitir a su música, y poco a poco lo van demostrando en cada concierto. 


The 3rd Attempt sin duda alguna la gran sorpresa de la noche, la nueva formación basada casi en su integridad en la antigua banda Carpathian Forest, subió el listón. La puesta en escena y la brutalidad de sus canciones sorprendieron a todo el público. La energía que derrocharon en el escenario se vio reflejada en un público fiel que se sumó sus canciones. El cantante, de origen español, fue el verdadero personaje del grupo, demostrando que esto del Black Metal no entiende de barreras, y que más allá de las fronteras noruegas existen personas capaces de renovar el género. Una de sus canciones más destacadas fue “Dark Vision”, ejemplo de toda la fuerza que pueden llegar a poner en cada concierto. Sus sonidos son a la vez que puros, novedosos. Lógicamente, recuerdan bastante a Carpathian Forest, pero no se han quedado anclados en dichos sonidos, sino que suenan todavía más fuertes. Una auténtica delicia quien pueda verlos en directo.


Llegaban los grandes anfitriones de la noche. Taake son una de las pocas bandas del llamado ‘True Norewgian Black Metal’ que siguen en activo. Nacidos entre la niebla de la ciudad de Bergen a principios de la década de 1990 y con varios álbumes de estudio, nunca han abandonado el estilo que los ha caracterizado. Ørjan Stedjeberg, más conocido como Hoest, líder de la banda y único miembro original desde su formación, observó a sus otros compañeros de gira desde abajo, pudiendo conocerle los seguidores personalmente. Cuando le tocó su turno, subió a darlo todo, tocando los temas más icónicos de la banda, como “Myr”, “Orm”, “Nordbundet” o las tres partes de “Hordalands Doedskvad”. No descansaron ni un segundo, demostrando que su veteranía valía más que la del resto. Un concierto de los que será difícil olvidarse, por su calidad, su importancia y autenticidad. 







Texto y fotos: Antonio Sanz Egea

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada