21 de junio de 2016

Crónica del Hellfest 2016, Clisson (Francia), 17, 18 y 19 de junio


https://www.flickr.com/photos/unlimitedrockmagazine/

Uno de los principales festivales dentro del metal a nivel europeo es sin duda el Hellfest, que se celebra en Clisson, muy cerca de Nantes en Francia. Para algunos supera al mítico Wacken, pero al menos compite con un cartel del máximo nivel. Coincidiendo con el Graspop Metal Meeting, suelen compartir gran parte del cartel entre belgas y franceses, aunque este año una de las joyas de la corona, Iron Maiden, cayó del lado belga, aunque para gustos los colores o, en este caso, las bandas.


En lo relacionado con el festival propiamente dicho, en este 2016 ha habido algunos cambios, mejoras y novedades. Desde el punto de vista de la diversión del personal, sin duda, la tirolina instalada a lo ancho de los dos escenarios principales. Con un par de latas de Redbull te daban un rasca para participar en un sorteo, pero según nos contaban, siempre tocaba, así que todo el mundo feliz, la parte menos buena, las largas colas que se formaban para poder acceder al punto de lanzamiento, pero me temo que eso, las colas, ya son cosas habituales. Cubrir por completo, ya el año pasado había parte, todo el suelo con césped evita que se formen grandes cantidades de polvo, algunos todavía sufrimos las de 2014.

Pero sin duda la mayor mejora vino en la zona del escenario Warzone, que para muchos se considera un festival dentro de un festival. Se ampliaron las barras de bar, se eliminó el cuello de botella que se formaba al acceder al escenario, aunque por desgracia, en los momentos de los grupos grandes era muy complicado moverse por esa zona, aunque eso es tónica habitual en Hellfest. Ambientado como si fuera una prisión, y con unas gradas en forma de anfiteatro en frente del escenario, sin duda la Warzone es uno de los grandes atractivos del festival. Con motivo del fallecimiento de Lemmy, se erigió una estatua en su honor en la Warzone. Monumento que fue visitado por Phil Campbell el sábado 18.

https://www.flickr.com/photos/unlimitedrockmagazine/

El resto de atracciones, como la noria siguen estando, al igual que el bosque, refugio en los días de más sol, aunque si es cierto que este año hemos tenido más nubes que sol, incluso cierta cantidad, no mucha, de agua, sobre todo el viernes. Las colas no paran, ya sea para el bar, baños, etc. Creo que los únicos momentos en los que te puedes mover con cierta soltura por todo el festival, son las primeras horas de la mañana, a partir de las 2 o 3 de la tarde se empezaba a poner complicado, obviamente nada que ver con las 9 o 10 de la noche, en horario de los grupos grandes, pero se hace un poco complicado desde primera hora casi. Las zonas de merchandising, haciendo tapón muchas veces en la entrada al foso de los fotógrafos, pero es bastante entendible, la gente paga una entrada y quiere ver el concierto donde sea, o pueda, o comprar una camiseta cuando le venga en gana.

Musicalmente hablando, se podría encajar como el festival de las despedidas, dos de los tres cabezas de cartel estaban en su gira de despedida, eso dicen al menos, Twisted Sister y Black Sabbath.


VIERNES 17 DE JUNIO

Los más destacados del viernes fueron, Halestorm, con Lizzy Hale es casi suficiente para levantar a la gente y marcarse un bolazo. Nashville Pussy, previsibles, pero con mucho rollo, supongo que contar con Ruyter Suys en la guitarra hace que gane mucho en directo. Havok, thrash en estado puro en el escenario Altar, contundentes como siempre. Anthrax, con algún problemilla de sonido debido al viento, pero muy buen concierto en general de una banda con muchos años de experiencia y con la sensación de que cada año están mejor, destacar a Belladona y un Charlie Benante que por fin pude ver, ya que en la última visita le sustituyó el exSlayer John Dette. Melodías pegadizas a cargo de Turbonegro, puro show. Volbeat, es una de esas bandas “relativamente” nuevas que suenan como si llevaran décadas, Poulsen y compañía ofrecieron un show muy práctico, lleno de los temas más populares de la banda, aunque, un poco descafeinados según impresiones de algún compañero que sigue más al grupo.

https://www.flickr.com/photos/unlimitedrockmagazine/

El plato fuerte del día eran los alemanes Rammstein, música, espectáculo y provocación a partes iguales. Plagado de clásicos y salpicados con temas menos conocidos en directo como “Hallelujah” o “Stripped”. A esas horas era prácticamente imposible moverse por casi cualquier zona en la que hubiera conciertos, ya que la zona del escenario principal se extendía prácticamente hasta la zona de los escenarios más pequeños en donde Testament coincidía en hora, punto en contra para la organización quizás. En general muy buen concierto de los americanos que hicieron un show basado en sus dos últimos trabajos.

Abbath, tuvieron problemas técnicos que les obligaron a parar la actuación, pero se repusieron y acabaron sobreponiéndose y firmando un muy buen concierto. The Offspring, con vitola de casi cabeza de cartel, me parece una banda correcta, pero que podría haber tocado por la tarde perfectamente, cambiado la hora con Anthrax por ejemplo. En cuanto al concierto propiamente dicho, sin sobresaltos, cargado de temas clásicos, que los tienen y poco más.

https://www.flickr.com/photos/unlimitedrockmagazine/

Cerró la noche Tremonti, que por motivos logísticos no pudo llegar a Francia por la mañana y le pasaron a última hora de la noche, a mí personalmente me gusta bastante, sobre todo como guitarrista, cantando es bastante normal, pero como tampoco creo que aspire a ser Myles Kennedy, pues nos quedamos con su bolo cargado de riffs y temas potentes. Por tema de horarios y coincidencias, me hubiera gustado ver a Vader, Killswitch Engage y Kvelertak… pero no pudo ser.


SÁBADO 18 DE JUNIO

El sábado comenzamos con Crobot, realmente buenos, tanto la banda, el rollo que tiene en el escenario, como las luces del Valley, se juntó todo. Puro hard rock. Aunque si hablamos de hard rock, deberíamos de referirnos a “La Voz del Rock”, como le llaman a Glenn Hughes, conciertazo sin duda. Repasando temas de su etapa en Deep Purple como “Stormbringer”, “Mistreated” y “Burn” o temas en solitario y de otros proyectos como “Soul Mover” o “Black Country”.

https://www.flickr.com/photos/unlimitedrockmagazine/

Black atmosférico a cargo de Dark Fortress, dieron un buen concierto. Uno de los más esperados eran Sixx A.M., la banda capitaneada por el ex Motley Crue, Nikki Sixx. Traen una descarga muy melódica, para mi demasiado, solo tenían interés los temas de los primeros discos. Uno de los triunfadores de la jornada y por extensión del festival, fueron Foreigner, celebrando los 40 años de carrera, dieron una auténtica lección de AOR con temas como “Juke Box Hero”, o la archiconocida “I Want to Know What Love Is”. Si al principio decía que Hellfest 2016 podría ser como el festival de las despedidas por Twisted Sister y Black Sabbath, también se podría añadir que fue una gran reunión de voces, como Hughes, Belladona y Kelly Hansen de Foreigner.

De vuelta a los escenarios pequeños con With the Dead, ritmos lentos y graves que hicieron que su concierto supiera a poco. Otros que estabas de aniversario eran los neoyorquinos Sick of it All, 30 años nada menos, descarga de hardcore, sin parar de moverse en todo momento y setlist plagados de clásicos de la banda. Turno para un guitar hero de siempre, Joe Satriani hacía su aparición en el Mainstage 1. Cuanto menos un poco extraño, quizás no encajaba en el festival por mucho que seas uno de los guitarristas más reputados, unido a Marco Minnemann y Bryan Beller, que no es poca cosa, pero temas instrumentales, por muy bueno que seas, la sensación general es que bajó la intensidad en la gente. 

https://www.flickr.com/photos/unlimitedrockmagazine/

El ánimo de la gente subió de nuevo con Disturbed, apostaron por los clásicos, pero también por un puñado de versiones y colaboraciones en el escenario, por ejemplo, Nikki Sixx y DJ Ashba para hacer “Shout to the Devil” de Motley Crue, Glenn Hugues también se unió a la banda, que también hicieron “Killing in the Name” de Rage Against The Machine y su más conocido “Sounds of Silence” de Simon & Garfunkel. De vuelta a la Warzone con unos clásicos del punk, Bad Religion, dieron un conciertazo, otros que llevan otros 30 años encima de las tablas con su punk combativo, dejaron al público roto.

Mientras tanto en el escenario principal, Within Temptation, el rato que les vi me gustaron, pero Sharon tuvo un despiste considerable al comenzar “Faster”, que hizo que los que conocíamos la canción nos miráramos unos a otros con cara de “¿Qué ha pasado?”. Quitando ese pequeño apunte, cabe también destacar que Tarja se unió a la banda en el escenario. Una de las primeras bandas del grind, Terrorizer ofrecieron una descarga antológica, a pesar de que solo permanece Pete Sandoval a la batería de su formación original, el concierto fue aplastante. 

https://www.flickr.com/photos/unlimitedrockmagazine/

De vuelta para ver en la gran explanada algo de Bring Me The Horizon, la única banda que tuvo un retraso “considerable”, unos 10 minutos, creo que no era de extrañar que si hubiera habido alguna banda con retraso hubieran sido BMTH. En cuanto al concierto, ya tienen un público, gran parte femenino, totalmente entregado, así que les da igual si canta bien o mal el amigo. Al menos estuvo simpático bajando al foso a saludar a todo el que podía y se acercaba, un detalle. Esto contrasta un poco con las malas formas con las que abandonaron el escenario, seguro que debido a que les cortaron el tiempo por haber empezado más tarde. Tiene toda la pinta que en Hellfest, los horarios son para todos, me parece perfecto. En el Temple, donde no entraba nadie más, metal épico a cargo de los irlandeses Primordial, de nuevo se optó por lo seguro en la elección de temas, los más clásicos.

El cabeza de cartel de la jornada del sábado corría a cargo de Twisted Sister. Como siempre fiesta continua, heavy, rock o como quieras llamarlo a raudales. Con un público total y lógicamente entregado a Dee Snider y los suyos. Mención al batería y/o músico con más bandas a sus espaldas. Mike Portnoy se unió en la gira de la banda después del fallecimiento de A.J., pero, lo que para mí era un aliciente más. En cuanto a los temas, qué decir, clásico tras clásico, “I Wanna Rock” y “We’re not Gonna Take” no solo son clásicos de una banda, sino auténticos himnos del metal. En la parte final del concierto, se unió Phil Campbell para hacer un emotivo “Born to Raise Hell” de Motörhead. Conciertazo en todos los aspectos, tanto musical, como de actitud de la banda, pequeño speech sobre terrorismo incluido. 

https://www.flickr.com/photos/unlimitedrockmagazine/

Después de Twisted Sister, Campbell dijo unas palabras a modo de recuerdo a Lemmy y luego se proyectó un video homenaje de unos 45 minutos y fuegos artificiales. No creo que fuera el momento. Me hubiera parecido más correcto hacerlo o bien al final del último concierto de la jornada o del festival, pero bueno, sea como fuere, emotivo y merecido como no podía ser de otra manera.

Cerraron la jornada en el escenario principal una de las bandas más representativas, del metal moderno, los americanos Korn, con la formación clásica desde 2013 con la vuelta de “Head”, salvo la batería que la ocupa Ray Luzier desde 2007. Korn es una banda que, si están normal, son muy sólidos en el escenario, contundentes, y si como fue el caso, eligen temas correctos, hacen que la gente no pare de saltar o mover la cabeza como hace Jonathan Davis durante todo el concierto.


DOMINGO 19 DE JUNIO

Comenzamos la jornada del domingo con Fallujah, para la banda era el primer desembarco en un festival continental. Los americanos apuestan por un death metal con tintes técnicos y tuvo buena respuesta de la gente que estaba en el pequeño de los escenarios. Una de las bandas más llamativas era sin duda The Vintage Trouble, se dieron a conocer en nuestro país por telonear la última gira de AC/DC. Ty Tayler es otro de los grandes vocalistas y frontman, que pasaron estos tres días por Clisson. Mucha fuerza en su rock soul que hizo que la gente vibrara con los de Los Ángeles. De nuevo en el escenario Altar para ver a The Skull, doom metal con toques más heavys. Uno de los grupos principales, no por el horario, si porque es uno de los más internacionales, sino el que más, del país vecino, es sin duda esos son Gojira. Cuando un concierto pasa rápido es buena señal habitualmente, así, con la fuerza de los hermanos Duplantier y compañía, desde el principio con temazos como “Toxic Garbage Island” u “Only Pain”. 

https://www.flickr.com/photos/unlimitedrockmagazine/

Con bastante dificultad ya para moverse entre la gente y eso que aun empezaba la tarde, comenzaron Blind Guardian, posiblemente el grupo más representativo del power metal alemán, junto a Helloween. Hansi Kürsch haciendo cantar a todo el mundo “Bard’ Song” sin dejar clásicos como “The Script For My Requiem” o “Mirror Mirror”. Conciertazo, la verdad, a cargo de los teutones. Amon Amarth desplegaron un par de dragones en el escenario en donde Johan Hegg se subía y bajaba a modo de escaleras. Los suecos presentaban trabajo en el Hellfest, Jomsviking, pero no dejaron atrás los mejores temas de su discografía, disfrutando además de un gran sonido para hacer terminar un concierto redondo.

La cosa en este punto se ponía seria. Slayer es una banda que por mucho que la vea, no me suelo cansar de verla. Bostaph, Holt, Araya y King, por separado me parecen brutales, juntándolos hacen que cualquier banda que toque antes o después de ellos y que pretendan ser duros es posible que queden en evidencia si se compara con los veteranos capitaneados por Tom Araya. Algún tema de su último disco, “Repentless” suena muy contundente al igual que “You Against You”, de ahí a los clásicos, poco que decir, “War Ensemble”, “Angel Of Death”, “Dead Skin Mask”… vienen, destrozan y se van. Turno para otros mega clásicos. Con ciertas dudas por los continuos cambios de formación, la voz de Mustaine, etc. Creo que Megadeth se marcaron un concierto realmente bueno. Temas de siempre, como “Holy Wars”, “Tornado”, “Sweating Bullets” junto con alguno de su último trabajo Dystopia marcaron el ritmo. En cuanto a la voz de Mustaine, poco que decir, me pareció que sonaba bastante correcta, incluso muy bien, posiblemente lo único en que se le puede criticar algo, no por lo visto en Hellfest, ya que como guitarrista me parece brutal. 

https://www.flickr.com/photos/unlimitedrockmagazine/

Para continuar las ganas de juerga, Farrell, Navarro y los suyos de Jane’s Addiction fuera de los escenarios principales, en el Valley. Con bailarinas sobre el escenario desgranando Ritual de lo Habitual posiblemente su disco más conocido. Otra de las bandas que tenía muchas ganas de ver y me dejaron con un sabor agridulce. Ghost hiceron un show en el sentido amplio de la palabra. Monjas, niños a modo de coros, billetes con la cara del Papa Emeritus lanzados por docenas, fuegos artificiales, etc. ¿Y la música? Bien, pero para mi gusto demasiado parón, charla y espectáculo para tener un tiempo limitado al ser un festival. Si lo hacen durante su gira, lo veo perfecto, pero yo hubiera quitado parafernalia y habría metido algún tema más. En cualquier caso, lo que tocaron, estuvo realmente bien, más allá de las máscaras, disfraces y demás, son muy buena banda.

Qué decir de Black Sabbath, es la segunda vez que tenía la oportunidad de verles en directo, la primera, en el mismo sitio, el mismo día, creo que, a la misma hora, dos años atrás. El concierto me pareció casi calcado, creo recordar que en 2014 tocaron “God Is Dead?”, que no lo hicieron en esta edición, por lo demás, está claro que Ozzy no está para correr por el escenario e incluso parece que a veces, le cuesta hasta andar, pero en lo que se refiere a la voz, sin problema, al igual que Iommi o Butler que apenas se mueven de donde comienzan el concierto, pero musicalmente es como escucharlos en casa. Me parece un privilegio disfrutar en directo todavía de una banda legendaria con mayúsculas, aunque su gira “The End” nos hace indicar que las oportunidades cada vez serán menos. En cuanto a los temas, pues la tónica del festival, y mucho más en una banda como Black Sabbath, clásicos para aburrir, “Black Sabbath”, “Children of the Grave”, “Iron Man”, “War Pigs”, “Paranoid”…

Casi llegando al fin, otra banda, solista con mucha historia, de los de toda la vida. King Diamond, con sus cambios de registro en la voz, puesta en escena teatral, ofrecieron un gran concierto que fue una gran sorpresa, agradable, para muchos. Por horarios me hubiera gustado ver a Refused y otra banda clásica dentro del death metal, como es Deicide, pero, no se puede estar en todo por desgracia.

https://www.flickr.com/photos/unlimitedrockmagazine/

Después de tres días sin parar, desde las diez y media de la mañana hasta las dos de la madrugada, hay que remarcar que el cumplimiento de los horarios fue exquisito, salvo en alguna ocasión muy puntual, lo ya mencionado de Bring Me The Horizon, lo que no merece la pena ni mencionarlo casi, pero dice mucho de cómo trabajaron en la preparación de los escenarios, teniendo en cuenta la cantidad de bandas que desfilaron durante tres días. En definitiva, en cuanto a bandas, creo que Hellfest cumple con las expectativas, pugnando a gran nivel con el resto de festivales europeos. Sobre la organización, no sé muy bien cómo solucionar, si se puede que no sea reducir aforo, el exceso de gente en buena parte del festival, pero tampoco me parece excesivamente grave, a no ser que seas fotógrafo claro, pero eso es otra historia. El respeto de los horarios me parece admirable que es una cosa que siempre me molestaba mucho en los macro festivales españoles y que parece que, a nivel general se ha solucionado bastante en Francia.

Ya se pusieron a la venta un número limitado de abonos para la edición de 2017, así que, seguro que dentro de poco empiezan los rumores… aunque según se comenta, cierta banda que se acaba de reunir después de muchos años y disputas, no sé si me seguís. Así que estaremos atentos, que tiene buena pinta la siguiente edición de 2017.    






Texto: NC
Fotos: Selene

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada